¿COMENZÓ LA CONQUISTA ÁRABE EN SANGONERA?

Desde que me enrolé en el estado imaginable de Tudmiria, pienso  mucho en ciertos  acontecimientos que, a lo largo de la Historia, pudieron haber sido y no fueron. Creo que esa es una de las señas de identidad del proyecto. Por eso estoy en este barco y os voy a relatar uno de esos hechos.

CAMPAMENTO-OMEYA-1

Campamento Omeya (Juan Navarro Lorente) http://www.navarroilustracion.com

 

¿Comenzó la conquista árabe en Sangonera?”

Éste es el titular de una noticia breve con la que me tropecé el día 4 de diciembre de 2011 leyendo con prisas uno de los diarios locales. La noticia iba firmada por el periodista Antonio Botías.

Y llevo desde entonces dándole vueltas a la cuestión sin parar…

Con apenas  nueve años me quedaba fascinada  ante  unos esquemáticos  dibujos  de  la omnipresente enciclopedia Álvarez que  representaban a  un  moro  y un cristiano  luchando  con  sus  respectivos alfanje y espada sobre sus  caballos. Los textos decían que los infieles  desembarcaron  en nuestra piel de toro comandados por Tarik y Muza y que abatieron en la  batalla del río Guadalete al rey visigodo  don Rodrigo que, traicionado por los hijos de Witiza, perdió su vida valerosamente…

O algo  parecido…

He pasado muchos años creyendo que esa información era cierta. Hasta que la mañana del 4 de diciembre  se me desmontó esa certeza; de esta forma tan contundente comienza el artículo de prensa que ha cambiado mi vida.

“El célebre rey don Rodrigo, último monarca visigodo, murió en cruenta batalla en el Campo de Sangonera, después de que Cartagena se convirtiera en la primera ciudad conquistada por los árabes en la Península”.

Joaquín Vallvé.

Discurso de ingreso en la Real Academia de la Historia, 2 de abril de 1989.

La Primera Crónica General de España, que ordenó compilar el Rey Alfonso X el Sabio, situaba en dos escenarios distintos la derrota de don Rodrigo. El primero de ellos era el río Guadalete. Pero, a renglón seguido, la Primera Crónica advertía de que «algunos dicen que fue esta batalla en el campo de Sangonera, que es entre Murcia y Lorca».

Otro autor, Emilio García Gómez (Nuevas ideas sobre la conquista árabe de España: toponimia y onomástica, pp. 105-106),  basándose en las fuentes árabes, afirma que fue el conde Teodomiro el que comunicó a Don Rodrigo el desembarco árabe. No es desdeñable como hipótesis, ya que el tráfico marítimo desde los tiempos del imperio púnico había creado una ruta desde la Cartago africana hasta Cartago Nova,  fundada alrededor del año 227 a. C. por Asdrúbal el Bello con el nombre de Qart Hadasht. ¿Por qué iban a irse hasta Gibraltar para cruzar el estrecho si una vieja y conocida ruta marítima les permitía tardar veinticuatro horas de un continente a otro?

La ruta es descrita por el geógrafo al-Yaqubi en “El libro de los países”,  el año 889 d C, de la siguiente manera:

“Quien desea ir a al-Andalus, se dirige de al-Qayrawan a Túnez, como hemos dicho. Túnez está a orillas del mar. Embarca allí y […] se puede seguir hasta Tahart  (Tiaret) frente a las costas de al-Andalus y desde allí cruzar el mar en un día y una noche hasta arribar al país de Tudmir. Es una comarca extensa y próspera con dos ciudades.”

Siguiendo a García Gómez, la ruta más idónea desde Ifriqiya a al-Andalus desde el siglo VIII en adelante fue la descrita por al-Yaqubi, es decir, desde la Cartago tunecina hasta Cartagena.

Y esa hipótesis se torna en certeza tras la lectura del libro España historia de una nación de Mario Sánchez Hernández Barba  (pp 46/47) en donde se puede leer:

“Como ha demostrado incontestablemente el profesor Joaquín Vallvé Bermejo en su discurso de ingreso en la Real Academia de la Historia (1989) […], la invasión de España tuvo lugar en primera instancia por donde, lógicamente, había mayor  probabilidad de éxito: por Cartagena. […], que Don Rodrigo murió en el campo de Sangonera, que los árabes firmaron el Pacto de Teodomiro, conde de la Cartaginense en abril de 713 y que, establecido el primer campamento árabe en Cartagena, los árabes se dirigieron hacia Toledo para apoderarse del tesoro, de la capital y del asiento de la monarquía visigoda.”

otras miradas

Cartagena, otras miradas

Durante siglos, esta segunda opción fue relegada hasta que surgieron nuevos datos que apuntalaron su autenticidad. Sucedió en 1989 y la idea no fue esbozada por cualquiera. Ni tampoco en un foro sin prestigio. Al contrario: la tesis sirvió como base para el discurso de ingreso del eminente filólogo Joaquín Vallvé en la Real Academia de la Historia el día 2 de abril de aquel año.

El párrafo anterior está copiado literalmente del artículo en cuestión y es el que me tiene pensando desde hace varios días. Porque, de ser cierto, la Historia de España cambia totalmente sus perfiles más básicos. Tariq y Muza no entraron por el estrecho de Gibraltar… Simplemente, ocho siglos de historia comienzan en Murcia. Por lo que la idea de un estado imaginable de Tudmiria no es imposible. Así de sencillo…

Vallvé mantenía que determinados nombres de lugares citados en las fuentes árabes acerca de esta contienda, pueden corresponder a topónimos murcianos. La al-Buhayra o al-Lakk podría identificarse «con La Albufera o Mar Menor o mejor aún, con la laguna o albufera que rodeaba la misma ciudad de Cartagena por el noroeste, origen del Almarjal medieval y moderno. El Wadi-l-Tin puede ser el río Guadalentín o Sangonera».

El erudito Vallvé añadía que el término al-Sawaqi, las acequias, que citara el poeta del siglo XIII Al-Qartachanni, podría corresponder a las acequias que regaban la huerta de Murcia. Y la Qartachanna conquistada por los árabes podría referirse a la ciudad de Cartagena y no a la antigua Carteya de la bahía de Algeciras.

O sea, que la “lectura” de la toponimia puede provocar dudas o  errores de interpretación que nos hacen pensar en la posibilidad de que la entrada de grupos árabes y bereberes para apoyar a los hijos de Witiza en su lucha por el trono contra Don Rodrigo, tuviera como escenario a esta tierra.  Y daría sentido a ese peculiar Pacto de Teodomiro con las fuerzas invasoras, único documento de capitulación conocido que existe de este periodo tan oscuro y ahora controvertido de nuestra historia.

El Pacto de Teodomiro convierte a Murcia en la Cora de Tudmir, formada por un amplio territorio en la que destacan siete ciudades que son respetadas por el ejército de ocupación a cambio del pago de impuestos.

Las fuentes árabes (al-Himyari) cuentan que en Cartagena derrotó Abd al-Aziz al conde Teodomiro que se refugió en Orihuela hasta que pactó con los árabes en el 713.  Y que fue el propio Teodomiro el que comunicó a rey Rodrigo el desembarco árabe. De esta forma, queda claro que el desembarco se efectuó en las costas murcianas y la primera ciudad ocupada por los árabes fue Cartagena. Por su situación estratégica, dice García Gómez, el puerto de Cartagena debió ser el lugar ideal para el desembarco

Y concluyo esta nota copiando la última frase del artículo citado: “Sea como fuere, solo el descubrimiento de nuevas fuentes podría despejar las dudas, más que razonables, que existen sobre la cuestión.”

http://www.laverdad.es/murcia/v/20111204/murcia/comenzo-conquista-arabe-sangonera-20111204.html

https://books.google.es/books?id=2QCW_bAINd4C&pg=PA103&lpg=PA103&dq=comenzo+la+conquista+arabe+en+sangonera?&source=bl&ots=Y9kmCPYsg_&sig=KxUKUYmIXVfIkYOWwDikM3g4anI&hl=es&sa=X&ved=0CDMQ6AEwA2oVChMI05-Uv8rVyAIVSusaCh3-ZA-X#v=onepage&q=comenzo%20la%20conquista%20arabe%20en%20sangonera%3F&f=false

https://books.google.es/books?id=jYJCzv2PCMC&pg=PA46&lpg=PA46&dq=discurso+joaquin+vallve+real+academia+historia&source=bl&ots=4CoZP12k_3&sig=j_IwFpXglEysPU0rnIL41tZgAwc&hl=es&sa=X&ved=0CB8Q6AEwAGoVChMIwKLHubHYyAIVwbIUCh1f1AfN#v=onepage&q=discurso%20joaquin%20vallve%20real%20academia%20historia&f=false

 

 

Carmen Baeza

De Tudmiria

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.