EL MANIFIESTO

MANIFESTO DE TUDMIRIA (En Llengua murciana)

Er Cantón Pirulero es un garba d’ación rivindicativa que pritende, con sus atentaos simbólicos y satíricos, denunciár las esiguardás políticas n’una Espanna encarruchá a l’esfarate ebío prencipálmente a’r reparto arbitrario y enjusto e competencias, fruto d’er chantage pulítico qu’han sofrío los cutios gobenes emocráticos a manos e garbas menoritarias en nombre d’un nacionalismo prefrabicao y a l’esjarrocho prúbico prevocao en gran midía por una armelistración redoblá y la corrución político-financiera. To ello irmao por una enjusta votá por rileras trincás, apestillá por l’oligarquía e los partíos mayoritarios; un sistema eletorál que popa a ditreminás menorías por un preverso mecanismo e proporcionalïá qu’en sí ripresenta un ensurto a’r trémino “emocracia”. Esfisando l’espiaze emparable e la nación espannola, qu’anguna ves jue grande, anque no una ni llibre, rivindicamos n’este inte nuestro sintimiento y arbullo e pretenecér a un puel·lo que tie unos sin·nos d’entïá con raíjos en los prencipios e nuestra hestoria común y son la risurta e curturas trespunchás y destintas qu’han sabío ajuntár su sangre a lo largo e las generaciones. Murcia y los murcianos semos l’agua e nuestros ríos escasos, ese agua qu’alimenta er terrage e nuestras güertas milentenarias, hacías a legonazos, ganándole terreno a’r disierto pa renchír nuestros puel·los e bancales en los que cautivár la vía que tresmana e la tierra y allevár l’agua por nnoras y ciecas p’hacér fertil cá con·nijál seco. Angunos s’han afanao en acorár nuestros sin·nos d’entïá pero no l’han percanzao. Anque la güerta esapaeja, nus queará la metáfora e su sin·nificao. Hacemos dend’aquí una llamá a tos los murcianos pa que no se resin·nen frente a’r genocidio curturál que día a día esfarata nuestros raíjos en pro d’un mundo lobalizao y mercantilista, con mas e cinco millones e presonas que sofren e la mesma moa er desocupo, engannaos por los bancos que nus dan a mordér l’anzuelo mortál e sus himpotecas, ande la bonanza ambustera ha imponío por munchos annos “l’estao d’er malestár”. ¿En qué consiste er nacionalismo si indemás ya to es quasi iguál en toas partes? Pero Murcia es muncho mas que su traïción güertana y su trágica hestoria e sequeás y rïás. Su magencia cartaginesa, romana, visigoa y alarbe, sus siete rainos y l’ejemplo e Tudmir y d’er Cantón son argumentos suficientes pa rivindicár los raíjos comunes d’un terrage hoganno esturriao pero que tie su lógica dimposición geográfica, hestórica y curturál en las previncias e Murcia, Armería, Alicante y Arbacete, hoganno espiazás y apresillás en quatro comunïás utónomas arbitrarias: Rigión e Murcia, Andalucía, Comunïá Valenciana y Castilla-La Mancha. Luncharemos dend’abora con toas nuestras juerzas, siguiendo l’ejemplo d’Antonete Gálvez, p’arricuperár l’álima d’un Cantón Endipendiente qu’arriconquiste l’antiguón país e Tudmir y percanze con ello la prosperïá e nuestra nación levantina. Y mesmamente en l’anno que cilebramos er XIII Centenario e la rúbrica en 713 d’er tratao intre Teodomiro y Abd al-Aziz ibn Musa, quien jua premiér emír d’Al-Ándalus. Aprovecho l’oportunïá pa negár nuestra partecipación n’er supuesto felómeno e sin·nos y feguras remanenciás con la revolica cantonál, apaecías n’un chalé d’er Campo e Cartagena. Anque quizá esas misteriosas prisencias sin·nifiquen un mensage d’urtratumba en jarique a nuestra enza regullicionaria. ¡Apa Asdrubal, Anibal y Amilcar Barca, apa Ibn-Hud, apa Antonete Gálvez!

¡Antón, Cantón! ¡Cantón Pirulero! Cada cual, cada cual que atienda su juego. Y el que no lo atienda, pagará una prenda!

Cantón Pirulero y MTL (Movimiento Tudmirio de Liberación)
En Ulea (Tudmiria), noviembre de 2014

MANIFIESTO DE TUDMIRIA (Traducción al castellano)

El Cantón Pirulero es un grupo de acción reivindicativa que pretende, con sus atentados simbólicos y satíricos, denunciar las desigualdades políticas en una España destinada a sucumbir debido fundamentalmente al arbitrario e injusto reparto de competencias, fruto del chantaje político que han sufrido los sucesivos gobiernos democráticos a manos de grupos minoritarios en nombre de un nacionalismo prefabricado y al despilfarro público provocado en gran medida por la duplicidad administrativa y la corrupción político-financiera. Todo ello avalado por un injusto sufragio de listas cerradas, controlado por la oligarquía de los partidos mayoritarios; un sistema electoral que favorece a determinadas minorías a través de un perverso mecanismo de proporcionalidad que en sí representa un insulto al término democracia. Ante el imparable desmembramiento de la nación española, que alguna vez fue grande, aunque no una ni libre, reivindicamos en este acto nuestro sentimiento y orgullo de pertenecer a un pueblo cuyos signos de identidad se remontan a los orígenes de nuestra historia común y son fruto de culturas enfrentadas y diversas que han sabido unir su sangre a lo largo de las generaciones. Murcia y los murcianos somos el agua de nuestros escasos ríos, ese agua que alimenta la tierra de nuestras huertas milenarias, hechas a golpe de azadón, ganándole terreno al desierto para llenar nuestros pueblos de bancales en los que cultivar la vida que emana de la tierra y llevar el agua a través de norias y acequias para hacer fértil cada árido rincón. Algunos se han dedicado a exterminar nuestros signos de identidad pero no lo han logrado. Aunque la huerta desaparezca, nos quedará la metáfora de su significado. Hacemos desde aquí un llamamiento a todos los murcianos para que no se resignen ante el genocidio cultural que día a día destruye nuestras raíces en pro de un mundo globalizado y mercantilista, en el que todos comemos lo mismo, vestimos de la misma manera, jugamos a las mismas cosas, trabajamos en lo mismo, tenemos los mismos deseos… ¿En qué consiste pues el nacionalismo si ya todo es casi igual en todas partes? Pero Murcia es mucho más que su tradición huertana y su trágica historia de sequías y riadas. Su esplendor cartaginés, romano, visigodo y árabe, sus siete reinos y el recuerdo de Tudmir son argumentos suficientes para reivindicar las raíces comunes de un territorio hoy disperso pero que tiene su lógica disposición geográfica, histórica y cultural en las provincias de Murcia, Almería, Alicante y Albacete, hoy desmembradas y prisioneras en cuatro arbitrarias comunidades autónomas: Región de Murcia, Andalucía, Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha. Lucharemos desde hoy con todas nuestras fuerzas, siguiendo el ejemplo de Antonete Gálvez, para recuperar el espíritu de un Cantón Independiente que reconquiste el antiguo territorio de Tudmir y logre con ello la prosperidad de nuestra nación levantina. Aprovecho la oportunidad para negar nuestra participación en el supuesto fenómeno de signos y figuras relacionadas con la revolución cantonal, aparecidas en un chalet del Campo de Cartagena. Aunque quizá esas misteriosas apariciones signifiquen un mensaje de ultratumba en solidaridad a nuestras anhelos revolucionarios. ¡Viva Asdrubal, Anibal y Amilcar Barca, viva Cesar Augusto, viva Ibn-Hud, viva Antonete Gálvez!
¡Antón, Cantón! ¡Cantón Pirulero! Cada cual, cada cual que atienda su juego. Y el que no lo atienda, pagará una prenda!

Cantón Pirulero y MTL (Movimiento Tudmirio de Liberación)
En Ulea (Tudmiria), noviembre de 2014