LA ANTIGUA MURALLA DE MURCIA SIGUE VIVA

MEDINA-MURSIYA-SIGLO-XII

Obra de Juan Navarro Lorente                     http://www.navarroilustracion.com/

 

  UN VIAJE HACIA EL PASADO

 Te proponemos un viaje hacia el pasado, a la Murcia escondida del siglo XII. Recorre desde aquí la antigua muralla que protegía la ciudad. No es fácil verla, pero sigue latente, ¡solo hay que mirar con atención!

En el siglo XII Murcia presumía de una imponente muralla que la protegía de invasiones y de las crecidas del río Segura. En la actualidad se trata de una fortificación prácticamente oculta y casi olvidada, escondida en el subsuelo de la ciudad, pero que ha dejado su huella fósil en el trazado urbano del casco antiguo. ¿Quieres descubrirla?

_¡Síguenos!

La muralla árabe de Murcia (España) es la defensa medieval de esta ciudad, construida en el siglo XII durante el reinado de Ibn Mardanis, el Rey Lobo, que llegó a unificar al-Ándalus durante el periodo de las segundas taifas. La primera muralla había sido construida en el siglo IX, pero en el siglo XII Madinat Mursiyya vivió una importante expansión económica que produjo un gran crecimiento de la población. La ciudad necesitaba un potente sistema defensivo contra la amenaza almohade lo que fue posible gracias a la riqueza del momento.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Glorieta de España en Murcia Foto: Carmen Baeza

El primer vestigio de la muralla de Madinat Mursiyya lo encontramos agazapado en el segundo sótano del parking de la Glorieta. Allí podemos ver el arranque de uno de los torreones que protegían la ciudad, que se hallaba cercano a la  conocida antiguamente como Puerta del Puente o Bab al-Qantara. ¡Es el primer indicio de la muralla que andamos buscado!

Seguimos el recorrido hacia el Plano de San Francisco hasta llegar a uno de los mayores tramos visibles de la muralla. Su descubrimiento se produjo tras la demolición del Convento de Verónicas en 1985 y se puede ver a la perfección el paseo de ronda y dos torreones, uno de ellos casi completo, y otro parcialmente empotrado en la iglesia. Después es aconsejable una visita al Palacio del Almudí, donde se hacen visibles restos importantes de la muralla. Un lienzo de la misma sirve como muro de carga para el propio inmueble, ya que el Almudí se construyó sobre el perímetro defensivo. El edificio, de comienzos del siglo XVII, fue pósito municipal de trigo en su origen.

A continuación entramos por la calle Sagasta, cuyo trazado coincide con la muralla escondida y fragmentada en los bajos de varios comercios, entra -por ejemplo- en el sótano de la escuela de peluquería Nefer Center, y observa el costado de la capilla del Pilar. La calle de Santa Teresa es también camino de ronda que muere en la Gran Vía, renace en la calle Escritor Fernández Ardavín y cruza la Plaza Julián Romea. En esta plaza sabemos con certeza que pisamos la muralla, que se encuentra bajo sus losas perfectamente datada y fotografiada tras la remodelación de la plaza. Después de meses y meses al descubierto, queda de nuevo ausente bajo nuestros pies.

muralla romea

Tramo de la muralla en la Plaza de Julián Romea

Después nos vamos hasta la calle Obispo Frutos, pasando por Doctor Fleming, donde se encuentra otro importante paño de esta fortificación en los sótanos del Museo de Bellas Artes.
En este recorrido no puede faltar la visita al Museo de la Muralla, situado en la Plaza de Santa Eulalia, con sus magníficas instalaciones donde se desvelan los secretos de esta impresionante construcción de más de quince metros de altura, noventa y cinco torreones y seis puertas. ¡Una parada muy recomendable!

Un poco más adelante salimos hacia la calle de Correos por la calle Cánovas del Castillo, donde conviene relajarse tomando un refrigerio en la cafetería La Muralla, situada en los sótanos del Hotel Rincón de Pepe, que conserva un buen tramo de la antigua fortificación con torreones.

rincon pepe1

Pub La Muralla Hotel Rincón de Pepe

Damos fin a este recorrido en la Plaza del Cardenal Belluga, muy cerca de donde se hallaba otro gran ausente: el Alcázar Mayor de Madinat Mursiyya o Al-Qasr al-Kabir, amplio complejo defensivo y símbolo del poder e importancia de los fundadores de nuestra ciudad. Donde antes estuvieron los edificios más emblemáticos del periodo medieval, se encuentran muchas de las sedes de poder actual: Ayuntamiento, Delegación de Gobierno, Consejería de Economía y Hacienda, así como el Palacio Episcopal y su conjunto, IES Cascales (Colegio de Teólogos de San Isidoro), Escuela Superior de Danza y Arte Dramático (Seminario de San Fulgencio), Palacio del Almudí (antíguo pósito de granos) y Colegio de Arquitectos (Palacio de la Inquisición), en la calle Jara Carrillo, todo ello levantado sobre el espacio de más de diez mil metros cuadrados que ocupaba el alcázar.

Por último y muy cerca, en los sótanos de la iglesia de San Juan de Dios, aparecen evidencias de nuevos espacios ausentes en la superficie: el mirhab del oratorio de los señores del Alcázar Mayor y un enterramiento real o rawda cuya visita no os dejará indiferentes.

¡Feliz paseo!

“Ciudad muy noble, honrada y muy fuerte; casi la mejor amurallada que hay en el mundo”

Ramón Muntaner

“Mursiyya es la capital del Oriente de al-Andalus. Sus habitantes son tan valerosos e independientes como es sabido y notorio. Su río es un brazo del río de Sevilla, pues entrambos nacen en Segura, y a su lado hay tantos jardines de ramas ondulantes, tantas norias que cantan notas musicales, tantos pájaros gorjeadores y flores alineadas como habrás oído.”

Al-Saqundi

segura4

Maqueta de la medina de Mursiyya en Las Claras Foto: Carmen Baeza

Carmen Baeza

De Tudmiria

You may also like...

3 Responses

  1. Leprof de Fle dice:

    Quizá para añadir más contenidos al apartado historia podría ser interesante poner una nueva entrada con enlace a este artículo
    http://www.lamarea.com/2012/12/23/la-ciudad-que-se-proclamo-independiente-en-1873-adelanto-del-no-1-de-la-marea/

    • Carmen Baeza dice:

      En efecto, hubo otro gran sueño de identidad como nación cuando aparece el Cantón de Cartagena.
      Añado el enlace sobre la frase final “Esta es la historia de un sueño”

    • Carmen Baeza dice:

      Lo pondré en la entrada sobre Ibn Hud.Lo veo más adecuado.
      Enlazado con la última frase “Esta es la historia de un sueño”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.